Cátedras


Diga usté que sí, señora!

No es “I due Foscari¨ una ópera excesivamente popular. Forma parte de lo que se conoce como los “años de galeras” de Verdi, su primera época en la que todavía tenía que componer para ganarse la vida. Tocaba casi a título por año, ora Venecia, ora Milán, ora Nápoles. De un encargo a otro, hoy con libreto de Solera, mañana de Piave, pasado de Cammarano. Muchos títulos eran bastante desiguales, con momentos realmente inspirados y otros más vulgares. Hoy, óperas como “Alzira”, “I Lombardi” o “Giovanna d’Arco” apenas tienen hueco en las programaciones, una nefasta suerte que han esquivado otras como “Ernani”, “Atttila” o estos “Foscari”. Sobre todo, esta época sirvió al genio de Busetto para ir encontrando su estilo, para depurarse como compositor e irse despojando paulatinamente de las convenciones compositivas heredadas del belcanto y el primer romanticismo, y construir su propio lenguaje, su dramaturgia personal, que alcanzaría su…

Ver la entrada original 368 palabras más

Anuncios

Déjanos un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s