El tema 5 consta de los siguientes apartados:

  1. Organum libre.
  1. Los modos rítmicos.
  2. Léonin y el Magnus liber organi.
  3. El organum de Léonin.
  4. Clausulae de sustitución.
  5. El organum de Pérotin.
  • El conductus polifónico.
  • El motete
  1. Motetes tempranos.
  2. Motetes de finales del siglo XIII.
  • La polifonía inglesa.
  • Una tradición polifónica.

EL ORGANUM PRIMITIVO

Es probable que los europeos interpretasen musica a varias voces desde mucho antes de que fuese escrita. El tipo más simple, el canto o ejecución de una melodía frente a un bordón, se encuentra en la mayor parte de las tradiciones folclóricas europeas y en muchas culturas asiáticas, lo que sugiere que se trata de una práctica muy antigua. Por regla general, los bordones emiten y mantienen la final del modo, añadiéndose en ocasiones la quinta superior. Para un oyente, los bordones fundamentan la melodía en centro tonal e incrementan la sensación de cierre cuando la melodía cadencia sobre la final.

Otra manera de enriquecer la melodía, doblándola con intervalos paralelos consonantes, era ya aparentemente una vieja práctica cuando se explicó y ejemplificó por vez primera en dos tratados anónimos del siglo IX, Música enchiriadis y Scolica enchiriadis. Algunos ejemplos del primero de ellos están transcritos en el ejemplo 5.1.

Ejemplo 5.1
Ejemplo 5.1

Los tratados utilizan el término organum para dos o más voces que cantan notas diferentes en combinaciones agradables al oído. Este término se utilizó para distintos estilos de polifonía de los siglos IX al XIII. La pieza resultante siempre se denomina “un organum” (pl. organa), pero a la hora de referirse al estilo lo mejor es precisar más añadiendo otro término.

El tipo mostrado en el ejemplo 5.1 se conoce hoy como organum paralelo. La melodía del canto llano original es la voz principal(vox principalis), la otra la voz organal (vox organalis), que se desplaza en un movimiento exactamente paralelo una quinta por debajo. Las cintas eran consonantes y consideradas a la vez perfectas y hermosas. Si bien las quintas paralelas serán prohibidas más tarde en el contrapunto del Renacimiento, a los oídos medievales añadían resonancia y magnificencia aún por lo demás, escueto unísono.

En el llamado “organum primitivo”, la voz organal se suele cantar por debajo de la voz principal. Una de las dos o ambas voces pueden ser duplicadas a la octava, como en el ejemplo 5.1b, para crear un sonido aún más pleno.

Cabría esperar que el organum paralelo a la cuarta inferior fuese tan sencillo como las quintas paralelas, y puede que haya sido así en la práctica. Pero el sistema de escalas descrito en Música enchiriadis contenía cuartas aumentadas (o tritonos), tales como Si bemol-Mi y Fa-Si, y los ajustes necesarios para evitarlos originaron un organum que no era estrictamente paralelo. Para evitar que estos tritonos tuviesen lugar, el tratado prohíbe que la voz organal y se mueva por debajo de Do cuando un fragmento del canto llano contiene Mi o por debajo de Sol cuando contiene Si. Los cantantes que interpretaban la voz organal tenían que permanecer sobre una nota hasta que podían proceder en cuartas paralelas sin hacer sonar un tritono. El resultado, ilustrado en el ejemplo 5.2, combina el movimiento oblicuo, como una melodía que progresa sobre un bordón, con el movimiento paralelo; a este estilo se le denomina organum mixto paralelo y oblicuo. La ilustración 5.1 muestra cómo este ejemplo aparece en una copia manuscrita del tratado.

Ejemplo 5.2
Ejemplo 5.2

Evitar los tritonos de este modo tuvo efectos significativos. Cuando la voz organal permanecía inmóvil, se producían segundas y terceras mayores armónicas, pero no eran consideradas consonantes; si alguno de estos intervalos podía coincidir en la última nota de la frase, la voz organal tenía que moverse hasta el unísono con la voz principal. Al converger en el unísono, se ponían de manifiesto las carencias y el fraseo del canto llano original. Éste procedimiento se separa directamente de los simples bordones, puesto que el movimiento paralelo hizo surgir la posibilidad de la polifonía como combinación de voces independientes.

Ilustración 5.1
Ilustración 5.1

Los estilos de organum descritos en Música enchiriadis eran procedimientos que los cantores utilizaban para adornar sus cantos, no métodos de composición, y podían emplearse de manera improvisada, derivando del canto llano las voces añadidas sin necesidad de anotarlas. Sin embargo, el siguiente teórico que describió el organum, Guido d’Arezzo en su Micrologus (ca. 1025-1028), permitió una gama de posibilidades, lo que dio como resultado una variedad de voces organales que combinaban movimientos paralelos y oblicuos. Éstas voces podían ser improvisadas por un solista o elaboradas durante un ensayo, pero algunas se pusieron por escrito. El Tropario de Winchester (principios del siglo XI) de la catedral de Winchester, en Inglaterra, consta de 174 organa, según parece de Wulfsam de Winchester (fl. 992-996), cantor de la catedral; estas piezas muestran que el organum podía consistir tanto en una forma de composición como en una manera de interpretar el canto llano.

Déjanos un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s