ACONSEJAMOS SEGUIR ESTE CURSO GRATUITO DE LENGUAJE MUSICAL:

Tutorial de Lenguaje Musical a través de Youtube: (Suscríbete y sigue el curso)

Efectivamente, el tema inaugural del curso de Lenguaje Musical empieza con lo básico en la comprensión del texto musical, las notas.

Las notas son la representación gráfica de los sonidos. Los sonidos que están a nuestro alrrededor son sonidos muy diversos, unos más graves (frecuencia en Hz baja), otros más agudos (frecuencia en Hz alta) y son como los colores. Tenemos miles y miles de colores (azul turquesa, marrón caca, verde esmeralda…), todos ellos están dentro de la gama que va del color blanco [todos los colores] al negro [ausencia de color]. Bien, pues con las notas pasa lo mismo, tenemos notas que pueden ser más agudas y más graves. Al igual que en el color tenemos unos colores prefijados, tales como pueden ser el rojo, el azul, el blanco, el verde, el amarillo, etc…; las notas también están fijadas de la misma manera, es decir, tenemos un sonido α, un sonido β, un sonido γ, que se les dará nombre más adelante.

Las notas fueron “bautizadas” gracias a la extracción que realizó -quizá erróneamente- Guido D’Arezzo (995-1050), de cada uno de los hemistiquios del “Himno a San Juan Bautista”, que fue compuesto por Paulo Diácono, nombrándolo “Ut Queant Laxis” y originando así el nombre de las notas. El texto es el siguiente:

UT quaent laxis (que luego cambió a DO)
REsonare fibris
MIra gestorum
FAmulituorum
SOLve polluti
LAbii reatum
Sancte Ioannes

Traducidas al castellano se leerían:

“Para que las maravillas de tus obras puedan resonar en la voz serena de tu siervo, limpia el pecado de su labio manchado oh San Juan”

Por lo que el orden sería UT-RE-MI-FA-SOL-LA-SI

Lo curioso es que la nota que representa el nombre puesto también coincide con el sonido que se emite al pronunciar la sílaba (al sonar un MI, suena un  MI).

Hay que decir que la nota UT se cambió a DO a causa de que, al ser difícil pronunciar la nota UT, hacia el año 1636 el cantante italiano Doni le dio el nombre de DO, siendo esta la mitad de su apellido. Esta innovación se terminó universalizando muy pronto. En otros países como Francia siguen teniendo UT como nuestra nota DO.

La repetición de la serie DO-RE-MI-FA-SOL-LA-SI es infinita:

DO-RE-MI-FA-SOL-LA-SI-DO-RE-MI-FA-SOL-LA-SI-DO-RE-MI-FA-SOL-LA-SI… y así hasta agotarnos.

Entre la una nota y otra que comparta el mismo nombre (DO-DO/MI-MI/LA-LA) habrá siempre un espacio que se le conocerá como octava.

Sabiendo el nombre de las notas y órden secuencial, ya podemos dar paso al tema 2, en el que aprenderemos qué es un pentagrama, y a colocar en él a los  distintos sonidos de la escala musical (representados por figuras que indican tiempo). Todo ello en la nueva entrega.

Id al temario.

Déjanos un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s