Disponible nuevo PODCAST de “El rincón de los niños”: Las aves


Ya está disponible el PODCAST del día 1 de abril y su descarga:

Los pájaros inundan el programa de hoy con el libro-cd “Las aves: introducción a la música de concierto” de la editorial Océano Travesía que hace un recorrido por la Historia de la Música con páginas de Vivaldi, Stravinsky, Messiaen o Tchaikovsky. Además la escritora Norma Sturniolo nos narra la historia de la Cenicienta a través de la ópera de Rossini y escuchamos la Cancion de los cerrojillos desde Japón con el libro Un mundo de cuentos en la voz de Carolina Alba.

1 de abril: Las aves DESCARGA PODCAST

Anuncios

Forma Antiqua reinventa ‘Las Estaciones’ de Vivaldi mezclando lo barroco y lo actual


  • El trío especializado en música antigua ha invitado al pianista Uri Caine
  • El vocalista de jazz Theo Blackmann canta los sonetos introductorios
  • El violinista ovetense Aitor Hevia es el solista de este nuevo CD

“Vivaldi compone con el título “Le Quattro Stagioni” (The Four Seasons) pequeñas historias musicalizadas de una manera única. Mediante cortos cuentos en forma poética crea una maravillosa declaración de amor a los seres humanos y a la naturaleza. Sus sonetos y composiciones hablan acerca de las aves en primavera, del murmullo de los arroyos, de ninfas bailando y de los pastores, del calor en verano, de terribles truenos y del granizo, de las fiestas de otoño delos campesinos borrachos, de un viaje por la mañana hasta la muerte, de la frialdad en invierno, del calor de la chimenea y de vientos marciales que soplan alrededor de la casa. Sus cuatro estaciones son un homenaje musical al mundo y a la vida.”

Stefen Winter, productor

Nadie podría decirlo mejor, a pesar de todo lo que se ha escrito ya sobre Las cuatro estaciones de Vivaldi, una de las obras más grabadas de toda la historia de la música. Stefen Winter ha producido desde el sello alemanWinter &Winter este nuevo trabajo de Forma Antiqua. Este conjunto residente del auditorio Príncipe Felipe de Oviedo e  integrado  por los hermanos Pablo, Daniel y Aarón Zapico, es una formación a tener en cuenta entre  la nueva generación de músicos que se dedican en España a interpretar música antigua con instrumentos de época.

El grupo de formación variable (cuenta con más músicos dependiendo del repertorio) ha contado en esta ocasión con un espléndido violinista, algo imprescindible parf esta obra de Vivaldi, el asturiano Aitor Hevia. Hasta aquí todo normal. Lo más curioso viene de la mano de los otros dos invitados: el compositor y vocalista Theo Blackmann –que ha puesto voz a los sonetos que sobre cada estación se cree que escribió Vivaldi y que suenan abriendo cada concierto y el pianista norteamericano Uri Caine,  a quien  debemos versiones extraordinarias, frescas y jazzisisticas de grandes obras de Bach o Beethoven.

 

Las estaciones del presente

Esos sonetos musicalizados y cantados (con piano y electrónica) que soprenden por no esperados son lo que distinguen esta grabación de cualquier anterior. Por si fuera poco el trabajo se completa con grabados del del artista conceptual Marcel Van Eeden que alejándose de los las imágenes estereotipadas asociadas a la obra (recuerden las cuatro manzanas de los discos de Vivaldi) ilustran las estaciones con aviones de guerra o una pizza cuatro estaciones.

Como cuenta el periodista Mikel Chamizo en su reseña de mundoclasico.com, Stephen Winter le contó que estas  Cuatro Estaciones “responden al momento presente, ni más ni menos. No hubieran sido posibles hace 10 años y dentro de 15, probablemente, ya no conservarán el mismo sentido que tienen ahora.” Estamos de acuerdo con él, y tras la escucha (recomendamos con poca iluminación) del disco, podemos coincidir con Winter en su veredicto del resultado fonográfico: un enfoque completamente nuevo, excitante, sensual, misterioso, despertando a la partitura de su letargo con un rico mapa de nuevas impresiones sonoras.

Disponible nuevo PODCAST de “La música clásica en R5”: La primavera


Ya está disponible el PODCAST del día 24 de marzo y su descarga:

Se cree que Vivaldi escribió los sonetos que acompañan a cada concierto de “Las cuatro estaciones”. Uri Caine y Theo Bleckmann les han puesto música utilizando medios electrónicos.

24 de marzo: La Primavera DESCARGA PODCAST

‘Teuzzone’ de Vivaldi, por Savall


Vídeo de presentación de la nueva grabación publicada en la Edición Vivaldi de Naïve

I Musici cumple 60 años


El grupo I Musici festejará sus sesenta años de actividad el próximo 30 de marzo, a las 20.30, en la Sala Sinopoli del Auditorium Parco della Musica en Roma, dentro de la temporada de la Accademia Nazionale di Santa Cecilia.

Fue precisamente un 30 de marzo de 1952 cuando un grupo de doce jóvenes músicos debutó en Santa Cecilia con el nombre tan neutro de I Musici.

El concierto-fiesta se titula Vivaldi: ovvero L’armonico Estro, dado que Vivaldi ha sido uno de los compositores emblemáticos del grupo desde su fundación. Su disco de Las cuatro estaciones de Vivaldi ha vendido a lo largo de los años unos 25 millones de copias.

Nuevas sorpresas en la Edición Vivaldi de Naïve


Llegan su opus 1 y un segundo volumen de descubrimientos inéditos del compositor.

El sello independiente francés Naïve celebra el volumen 50 de su grandiosa Vivaldi Edition nada menos que con el “debut” oficial del compositor, con un conjunto de piezas pertenecientes al opus 1 que son probablemente las obras más tempranas de su creación que han llegado hasta nosotros. Es muy probable sin embargo, como ha señalado el especialista Michael Talbot, que la copia de 1705 de estas Sonate da camera a tre, opus 1, publicada por Giuseppe Sala, sea una reimpresión de una edición publicada por primera vez y perdida en 1703. De cualquier manera esta colección dedicada al noble conde de Brescia Annibale Gambara, muestra por un lado un equilibrio entre fórmulas y modelos codificados y por otro la definición de una original voz expresiva. Están interpretadas por L’Estravagante, cuarteto recientemente fundado por el renombrado violinista y director Stefano Montanari, uno de los integrantes de Accademia Bizantina. Es extraordinario comprobar cómo Vivaldi a los 27 años ya había alcanzado una deslumbrante mezcla de virtuosismo y emoción. El opus 1 incluye las series de variaciones del celebrado tema de La Folía, en las que se invita explícitamente a la comparación con las de la Sonata para violin op. 5 nº 12 de Corelli. Esta grabación de las Sonate da camera marca un nuevo hito en la Edición Vivaldi, una serie de excepcionales grabaciones de obras de Vivaldi no incluidas en la colección de Turín.

Si este disco ya está disponible en nuestro país, deberemos esperar a mayo para “Vivaldi: New Discoveries II”, que presentará la primera grabación mundial de una serie de partituras de Vivaldi descubiertas en los últimos años. Tres años después del primer álbum dedicado a las partituras de Vivaldi descubiertas entre 2000 y 2007, esta nueva grabación, con el ensemble Modo Antiquo (en la foto), dirigido por Federico Maria Sardelli y en la que también colaboran la mezzo Ann Hallenberg, el flautista Alexis Kissenko y el violinista Anton Steck, contribuirá a completar uno de los más fascinantes rompecabezas de la historia de la música. Sardelli es el guía de este proceso de descubrimiento, ya que es también el encargado de clasificar las obras de Vivaldi para el catálogo Ryom (RV). La grabación incluye tres grandes partes: un concierto para violín, otro para flauta y cuatro arias de la ópera perdidaL’inganno trionfante in amore.

Temporada de cámara del Auditori de Barcelona


Dentro de la Temporada de Cámara del Auditori de Barcelona, Radio Clásica emitirá este jueves a las 20.00 horas el concierto celebrado el pasado 28 de abril de 2011.

El oboísta Ramón Ortega, el clavecinista Peter KoflerLuise Buchberger, violonchelo, interpretan una selección de páginas firmadas por Veracini, Sammartini, Vivaldi, Telemann y Bach.

Francesco María Veracini

Uno de los autores que forman parte de este programa de concierto vivió entre 1690 y 1768. Nacido en el seno de una familia de tradición musical, en 1711 se trasladó a Venecia para participar como violinista en las misas de Navidad que se celebraban en la Basílica de San Marcos. Más tarde, Veracini viajaría a Londres, donde interpretó piezas instrumentales en los intermedios de las óperas que se ponían en escena en el Queen’s Theatre. Después, regresó a Venecia.

Como violinista virtuoso, su obra está dedicada por completo a explorar las posibilidades de este instrumento y hasta nosotros ha llegado una colección de sonatas para violín y bajo continuo dedicadas al príncipe Federico Augusto de Polonia, además de otra serie de sonatas para violín solo y sonatas para violín y bajo continuo.

Violinista virtuoso


San José de Costa Rica, 16/03/2012. Teatro Nacional. Philippe Quint, violín (Antonio Stradivarius, Cremona, 1708). Orquesta Sinfónica Nacional (OSN). Director invitado: Nan-se Gum. Ho-jun Lee, Unificación de amigos. Ástor Piazzolla, Las cuatro estaciones porteñas. Antonin Dvorák, Sinfonía N° 6, en re mayor, opus 60. Concierto de inauguración de la temporada oficial 2012.

Celebrada este año en el marco del Festival Internacional de las Artes (FIA 2012), la apertura el viernes 16, en el Teatro Nacional (TN), de la temporada oficial de la Orquesta Sinfónica Nacional (OSN), estuvo engalanada por la prodigiosa interpretación, de parte del violinista ruso-estadounidense Philippe Quint, de Las cuatro estaciones porteñas, del argentino Ástor Piazzolla (1921-1992).

La emblemática obra de Piazzolla se escuchaba por vez primera en el país en la versión para violín solo y orquesta de cuerdas arreglada por el compositor y director de orquesta ruso Leonid Desyatnikov.

La circunstancia de que Corea del Sur fuera el invitado especial del FIA propició que la inauguración de la temporada estuviera a cargo del director surcoreano Nan-se Gum y que en el programa figurara el estreno nacional de Unificación de amigos, pieza para ensamble de cuerdas del compositor surcoreano Ho-jun Lee.

El programa del concierto de apertura se completó con la Sinfonía N° 6, en re mayor, opus 60, del compositor checo Antonin Dvorák (1841-1904).

Piazzolla

El inimitable músico argentino compuso Las cuatro estaciones porteñas entre 1965 y 1970, en semejanza a Las cuatro estaciones, de Antonio Vivaldi, una serie de cuatro conciertos para violín, orquesta de cuerdas y clave, pero, a diferencia de las alusiones a la naturaleza en la obra del compositor barroco italiano, el argentino pincela impresiones del cambiante entorno netamente urbano, a lo largo del ciclo temporal, de su Buenos Aires querido.

En su inconfundible estilo de tango nuevo, Piazzolla escribió Las cuatro estaciones porteñas para su propio quinteto, formado por violín, piano, bandoneón, guitarra eléctrica y contrabajo.

A fines de la década de 1990 (no en el 2009, como erróneamente se indica en el programa de mano), Leonid Desiatnikov acercó la obra del argentino al modelo de Vivaldi, arreglándola para violín solo y conjunto de cuerdas.

Junto a la difícil reelaboración del acompañamiento de las cuerdas y la escritura virtuosística para el violín solo, Desyatnikov reestructuró en tres partes los movimientos únicos de Las cuatro estaciones porteñas, e hilvanó de manera ingeniosa referencias a la obra de Vivaldi en la urdimbre de su arreglo. Por ejemplo, en Verano porteño cita elInvierno de Vivaldi, para acatar la inversión de las estaciones según los hemisferios boreal y austral.

Momento del concierto

Interpretación

En su primera presentación en el país, Philippe Quint forjó una ejecución portentosa como solista en el violín, distinguida mediante una pericia técnica deslumbrante, la entonación impecable y los timbres traslúcidos que obtuvo del instrumento, un apreciable Stradivarius, conocido como El rubí.

Asimismo, el acompañamiento de las cuerdas de la OSN se distinguió mediante la destreza instrumental y el sonido terso y fulgente, y la dirección meticulosa de Nan-se Gum mantuvo al solista y al conjunto en unión estrecha. Álvaro González, violonchelo principal, se destacó en un breve solo.

Philippe Quint recibió una ovación estruendosa y prolongada de los oyentes y complació, fuera de programa, con un brillante Capricho de su autoría.

Demás obras

El concierto de apertura se inició con Unificación de amigos. Las dos breves secciones de la pieza de Ho-jun Lee, compuesta para la celebración del Foro Asiático 2009, contrastan quietud y movimiento e incorporan sendas canciones representativas de Corea, Japón y China.

La obra demuestra una escritura ágil para las cuerdas y logra hermosos efectos de timbre e instrumentación, realizados con primor por el conjunto bajo la precisa conducción del maestro Gum.

Pasado el intermedio, el director y la OSN completa moldearon una lectura competente de la Sexta de Antonín Dvorák, que data de de 1880, composición que se oye con menor frecuencia y no alcanza la inspiración de la SéptimaOctava y Novena, obras maestras que culminan la producción sinfónica del gran músico bohemio.

En ocasiones noté cierta falta de equilibrio entre las secciones, con preponderancia de metales estridentes, quizá ocasionada debido a la mayor proyección sonora favorecida por los arreglos hechos últimamente a la concha acústica del Teatro Nacional.

Al concluir la obra, el público premió al maestro Nan-se Gum y la Orquesta Sinfónica Nacional con largos y entusiastas aplausos.