Patricia Kopatchinskaja: rebelde con causa


Este mes de abril, la violinista visita Gijón y Oviedo.

Con ella llegó el escándalo. En una nota en su propia página web, la joven violinista Patricia Kopatchinskaja explicaba documentalmente su heterodoxo enfoque de la Sonata “a Kreutzer” de Beethoven porque la estrenó un violinista mulato de origen anglopolaco, y defendía la preparación del piano con cucharas y ceniceros entre las cuerdas a la hora de tocar el Blues de la Sonata para violín de Ravel. Sus enfoques no dejan indiferente a nadie, pero su arte tampoco, porque tanto cuando toca de modo ortodoxo como cuando desata su libertad interpretativa, el público queda tan interesado como satisfecho.

Estuvo recientemente en Madrid, interpretando con su violín al personaje de la Verdad, en el estreno de la obraLuz sobre lienzo de Mauricio Sotelo, donde su sonido interactuaba con electrónica, una bailaora y percusión flamenca, y anteriormente visitó nuestro país tanto interpretando el Primer Concierto de Bartók como acompañando a otro joven talento, el pianista turco Fazil Say, con quien colabora con frecuencia.

Este mes de abril visitará dos ciudades asturianas, Gijón (día 12) y Oviedo (día 13), interpretando la Serenata de Bernstein en un programa que se completará con la Chacona sinfónica de Goldsmith y la Cuarta Sinfonía de Schubert, servido todo por la Orquesta Sinfónica del Principado de Asturias bajo la dirección de Rossen Gergov. Seguro que llamará la atención del público astur, como ya lo viene haciendo con cada disco que lanza. Entre los más recientes figuran dos junto a Fazil Say, la integral para violín y orquesta de Beethoven, dirigida nada menos que por Herreweghe, y un disco de carácter más étnico, titulado Rapsodia, en el que participan unos músicos muy especiales: sus propios padres.

La expectación será máxima en las dos actuaciones de esta artista moldava a la que la revista alemana Der Spiegelllamó “la Janis Joplin de la música clásica”.

Anuncios

El Cuarteto de Tokio actúa en Valladolid


En lo que puede considerarse la culminación del ciclo de Cámara de la temporada 2012-2013 en el Centro Cultural Miguel Delibes de Valladolid, el renombrado Cuarteto de Tokio dará un concierto el sábado 31 de marzo, que dará comienzo a las 20.00 h. Las obras anunciadas son el Cuarteto en Si bemol mayor, K. 458, de Wolfgang Amadé Mozart; elCuarteto núm. 3, sz 85, de Béla Bartók; y el Cuarteto núm. 15 en La menor, op. 132, de Ludwig van Beethoven.

El precio único de las entradas es de 25 €, y pueden adquirirse de la siguiente manera:

Auditorio Miguel Delibes:
De lunes a viernes de 18.00 a 21.00 h.
Sábados, domingos y festivos, cerrado, excepto en días de concierto, en los cuales las taquillas permanecerán abiertas desde una hora antes del comienzo del mismo hasta que finalice el intermedio, en caso de haberlo.

Centro de Recursos Turísticos (Acera de Recoletos):
De lunes a sábado de 9.30 a 13.30 h.
Domingos y festivos, cerrado.

Así mismo, las entradas para todos los conciertos del Auditorio Miguel Delibes pueden adquirirse también a través de internet en este enlace.

Beethoven inspira algo más que composiciones


“El único símbolo de superioridad que conozco es la bondad”, es una frase que se atribuye al compositor alemán Ludwig van Beethoven, en quien curiosamente se ha inspirado una interesante obra pía, como lo es la instalación de “La guía”, una casa para gestantes con dificultades, que fue anunciada por la Congregación Madres de los Desamparados.

La información, publicada en un diario electrónico de Gijón, señala que “Beethoven fue hijo de un alcohólico y sufrió malos tratos en su infancia, pero pese a ello salió adelante y llegó a ser genio”, y con esa idea es que María Ángeles Villar, la superiora general de la citada congregación, presentó ayer el edificio que se dedicará a ayudar a esta población.

La nota, firmada por J. Morán, señala que la nueva casa en Gijón, dispone de 14 plazas, para las cuales ya cuentan con cuatro solicitudes y múltiples ofertas de colaboración de médicos, psicólogos, abogados y asociaciones de atención a gestantes.

Dicha congregación cuenta con 345 integrantes y 46 casas en varios puntos del mundo, entre ellas en España, Italia, Nueva York, Puerto Rico, México, Guatemala, Colombia y Argentina, por mencionar algunas, cita la nota.

Pero lo de Beethoven, a quien se recuerda este lunes en el 185 aniversario de su muerte, no fue sólo bondad, sino genio, ése que solía decir: “… se compone del dos por ciento de talento y del 98 por ciento restante de perseverante aplicación”.

Beethoven nació en Bonn, Alemania, el 16 de diciembre de 1770, en el seno de una familia de tradiciones artísticas. Su padre fue un tenor que se dedicó a la bebida pero que advirtió desde muy temprano las cualidades de su vástago.

De acuerdo con sus biógrafos, citados por un portal argentino dedicado a difundir biografías de grandes compositores de música clásica, la infancia de Beethoven fue algo triste, enfermiza y desordenada, no obstante a los ocho años dio su primer concierto en Colonia, y a los 12 años ya era un gran intérprete de piano, órgano y viola.

Cuentan que a esa edad logró viajar a Viena e incluso tocar para Mozart, pero fue hasta la muerte de su padre en 1792, que se instaló en la capital austriaca y conoció a sus verdaderos maestros, entre ellos Joseph Haydn, Antonio Salieri y Johann Albrechtsberger.

Su fama empezó a crecer pero 1796 comenzó a sentir los primeros trastornos de sordera, que sería completa a partir de 1819.

Sobre su vida personal, se sabe que Julieta Guicciardi fue su primer amor contrariado, que jamás se casó pero que siempre hubo alguna mujer en su vida.

Gracias a sus composiciones y a su fama, su situación se volvió estable, desde el punto de vista económico, mientras la crítica lo llegó a considerar el genio llamado a ser el sucesor de Mozart.

Respecto a su obra, señala el texto, la crítica divide su producción musical en tres etapas: la primera de ellas dominada más por la influencia de Haydn que de Mozart, en la que hay composiciones como la “Sonata poética”, algunos de los tiempos lentos de sus primeros cuartetos y “Adelaida”.

La segunda, de plena madurez artística, en la que enmarcan de la tercera a la Novena sinfonía, y una tercera, representada por su “Misa solemne” y “Bagatelas”.

En 1824 Beethoven estrenó con “bombo y platillo” su Novena sinfonía en la que sería su última aparición en público, pues enfermó gravemente y tres años más tarde, el 26 de marzo de 1827, murió en Viena, dejando para la posteridad su música que trascendió generaciones y fronteras.

Así lo demuestra la gran cantidad de películas que emplean de fondo música de Beethoven, y lo profundo que han calado partituras como la de la “Novena Sinfonía” y “Para Elisa”, u óperas como “Fidelio”, que se siguen presentando en foros de todo el mundo.

Maratón con las 32 sonatas para piano de Beethoven


El pianista canadiense Stewart Goodyear se propone interpretarlas en Toronto, durante trece horas y media.

Interpretar seguidas las 32 sonatas para piano de Beethoven en su orden cronológico es una tarea titánica, que sólo se ha realizado fragmentando su ejecución durante varias semanas o varias temporadas. El pianista canadiense Stewart Goodyear planea ofrecer el famoso ciclo en un solo día, el próximo 9 de junio, en el Koerner Hall de Toronto, con el apoyo del Royal Conservatory y el Luminato Festival. Goodyear, que se describe a sí mismo como un “orgulloso adicto” a la música de Beethoven, ha explicado que la jornada comenzará sobre las 10 y se extenderá hasta las 23:30 horas, realizando pausas para el almuerzo y la cena.

El objetivo es interpretar las obras en el orden cronológico real en el que fueron escritas, y por ello comenzará con las del Op. 49, que Beethoven escribió antes que las del Op. 2 pero fueron publicadas después. “Y por supuesto pienso dar propinas”, ha declarado Goodyear. El pianista, de 34 años, tuvo la idea de realizar esta maratoniana sesión después de interpretar un recital de sonatas escogidas también en el Koerner Hall. “Sentí que no podía parar de tocar Beethoven, que tenía que tocar todas las demás sonatas” ha declarado Goodyear. A veces comparadas con el Nuevo Testamento del piano (el Antiguo lo constituirían los 48 preludios y fugas del Clave bien Temperadode Bach), las 32 sonatas para piano de Beethoven se encuentran entre las más admiradas partituras de la literatura pianística, y en concreto la Sonata Op. 106, “Hammerklavier” está considerada como una de las más grandes obras para piano solo.

Goodyear no estará solo en el escenario, le acompañará una artista de “perfomance” de Indonesia, Melati Suryodarmo, para proveer de un contrapunto visual a la maratón, “basado en la vida de Beethoven y en un examen de los aspectos psicológicos de la composición de sus sonatas”.

El pianista continuará reforzando su “adicción” a Beethoven en el Festival de Lanaudière en julio interpretando las siete sonatas comprendidas entre el Op. 53  y el Op. 90 por la tarde, y la Fantasía coral para piano y orquesta esa misma noche. También participará en el concierto inaugural del festival veraniego Music Niagara, en Niagara-on-the-Lake, con una inusual adaptación para piano y cuerda del Concierto para piano nº 5, “Emperador”.

La Royal Philharmonic Orchestra ofrece dos conciertos en Madrid


El Ciclo Orquestas y Solistas del Mundo de Ibermúsica recibe los días 21 y 22 de marzo, en el Auditorio Nacional de Madrid (España), a la Royal Philharmonic Orchestra, bajo la dirección del maestro Charles Dutoit, que en la cita del día 21 estará acompañado por la pianista georgiana Elisso Virsaladze, y el día 22 por la violinista Julia Fischer.

Reconocida como una de las más prestigiosas orquestas del Reino Unido, la Royal Philharmonic Orchestra (RPO) disfruta de una reputación internacional ofreciendo al público actuaciones de primera clase a través de un amplio repertorio musical. Esta era la mirada de su fundador, Sir Thomas Beecham, cuyo legado se mantiene bajo la dirección de su actual Director Artístico y Titular, Charles Dutoit. Con poco más de veinte años de edad, Dutoit fue invitado por Karajan para dirigir la Wiener Staatsoper. Desde entonces, ha dirigido regularmente la Royal Opera House, Covent Garden, la Metropolitan Opera de Nueva York y la Deutsche Oper de Berlín.

En el concierto del miércoles, 21 de marzo, Dutoit estará acompañado de Elisso Virsaladze, en la interpretación del Concierto para piano y orquesta Núm. 4, en Sol Mayor Op. 58 de Beethoven. El programa se completará con una pieza de R. Strauss, Una vida de héroe (Ein Heldenleben). Elisso Virsaladze se presentó por primera vez en España en el año 1979. Sus compositores predilectos son los de finales del siglo XVIII y siglo XIX, especialmente Mozart, Beethoven, Chopin y Schumann. A los veinticuatro años ganó el Primer Premio del Concurso Schumann en Zwickau, y ha sido aclamada por la prensa internacional como una de las más grandes intérpretes contemporáneas de Schumann. Al mismo tiempo, es muy conocida por su amplio repertorio, que incluye compositores rusos modernos.

El concierto del día 22 incluye también en su programación a Beethoven con el Concierto para violín y orquesta en Re Mayor, Op. 61, en este caso con la interpretación de la solista Julia Fischer. En 1995, con solo once años, ganó el Concurso Internacional de Violín Yehudi Menuhin y, un año más tarde, en Lisboa, el primer premio del Concurso Eurovisión para Jóvenes Instrumentistas. Pronto inició su carrera internacional, con actuaciones en el Carnegie Hall y Lincoln Center de Nueva York, en 2003, bajo la dirección de Lorin Maazel. En 2007 fue elegida “Artista del Año” por Classic FM Gramophone Awards. Es una de las más solicitadas artistas de su generación. Además es profesora, la más joven de Alemania, de la Escuela Superior de Música de Francfort. El programa del jueves se completa con laSinfonía Núm. 9 en Mi Menor Op 95 “Del Nuevo Mundo” B. 178 de Dvorák.

Disponible nuevo PODCAST de “Grandes ciclos”: Bruno Walter – En Roma y en Nueva York


Ya está disponible el PODCAST del día 28 de febrero y su descarga.

Comenzamos en 1959 en Roma con Boris Christoff interpretando el sexto número de Un Réquiem alemán de Brahms. Continuamos en Nueva York con el Concierto para piano y orquesta nº 5 “Emperador” de Beethoven a cargo de Rudolf Serkin y la filarmónica de la ciudad. Concluímos el programa con dos grabaciones en directo de dos de las múltiples producciones que Walter dirigió en el foso del Metropolitan: Don Giovanni y La flauta mágica de Mozart. Escuchamos, además, un breve fragmento de una entrevista realizada al director en 1958.

28 de febrero: En Roma y en Nueva York  DESCARGA PODCAST

Disponible nuevo PODCAST de “Grandes ciclos”: Bruno Walter – Resurreción de Mahler y Quinta de Beethoven


Ya está disponible el PODCAST del día 21 de febrero y su descarga.

Comenzamos escuchando el primer movimiento, conocido como Totenfeier, de la Sinfonía nº 2 Resurrección de Gustav Mahler en la única grabación de esta obra que realizó Bruno Walter, con la Filarmónica de Nueva York en 1957. Continuamos con el Concierto para violín nº 3 de Mozart, con Zino Francescatti en el instrumento solista. Concluímos el programa con la gran Sinfonía nº 5 de Beethoven en interpretación de la Orquesta Sinfónica Columbia.

21 de febrero: Bruno Walter – Resurreción de Mahler y Quinta de BeethovenDESCARGA PODCAST

Disponible nuevo PODCAST de “El rincón de los niños”: Beethoven-Disney-Mozart


Ya está disponible el PODCAST del día 12 de febrero y su descarga:

12 de febrero: Beethoven-Disney-MozartDESCARGA PODCAST

Disponible nuevo PODCAST de “La música clásica en R5”: Chailly: Integral de Beethoven


Ya está disponible el PODCAST del día 8 de enero y su descarga:

8 de enero: Chailly: Integral de Beethoven:DESCARGA PODCAST