Dos Mozart y un Schubert de máxima altura musical en el Teatro Rosalía


La autoridad de Zacharias interpretando Schubert al piano y la expansiva energía y soberbio control de sonido del contrabajo de Diego Zecharies fueron sólidos pilares en el quinteto “La trucha”.

El Festival Mozart ha culminado su programación de esta semana con un concierto de cámara en el que solistas de la Orquesta Sinfónica de Galicia y Christian Zacharias, artista residente de esta edición, han brindado al público excelentes versiones de un programa compuesto por obras de Mozart y Schubert, en la mejor tradición del Festival. En su primera parte, dos cuartetos de Mozart para flauta y trío de cuerdas, a cargo de Claudia Walker Moore; Massimo Spadano, violín; Francisco Regozo Miguens, viola, y David Ethève, chelo: el Cuarteto en do mayor, K 171, y el Cuarteto en re mayor, K 285.

En el K 171, el protagonismo otorgado a la flauta en el Allegro con spirito y las respuestas del violín dieron buena medida de la calidad de los solistas de la OSG, refrendada en la serenidad del tema Allegro final, cantado por la flauta de Walker Moore, y en sus sucesivas variaciones. La escritura más concertada del K 285 refrendó calidad individual y empaste de sonido y unidad de carácter y criterio estilístico.

El Quinteto para piano y cuerdas, “La trucha”, op. 114 de Schubert, tan conocido a través de memorables versiones grabadas, es una piedra de toque para grupos de cámara. La claridad y la tensión creciente de su introducción constituyeron uno de esos momentos en los que el verdadero aficionado siente ese calambre de los grandes momentos. Y el concierto de ayer fue una de ellas, sin duda: tras la calidad indudable de las obras de Mozart, la versión de Schubert que se pudo gozar en el Rosalía fue realmente de referencia. La autoridad de Zacharias interpretando Schubert al piano fue como uno de los sólidos pilares de un viejo puente de piedra sobre un río de montaña. El otro fue la expansiva energía y el soberbio control de sonido del contrabajo de Diego Zecharies, solista de la OSG.

Asomados a él, los aficionados pudimos gozar de la fuerza, la pureza cristalina y los reflejos líquidos del piano de Zacharias a lo largo de toda la partitura; de las modulaciones schubertianas del conjunto como lomos de agua sobre las rocas del sólido fondo del contrabajo; del revoloteo del violín de Spadano y del rico color de la viola de Regozo prestándoselo en el fondo de una poza a la majestad del gran pez padre, aparecido en la variación del chelo de Ethève en el cuarto movimiento. Todo, expresado con la más ortodoxa e inspirada musicalidad, hizo de la del sábado, sin duda, una tarde para recordar en la historia del Festival Mozart.

 

Anuncios

Promo nueva temporada 2012-13


¡Aquí tenéis nuestra nueva promo de esta temporada! Que la disfrutéis!

El Arcadia Quartet gana el primer premio del Wigmore Hall


La jovencísima formación rumana bordó el ‘Cuarteto en La menor’ de Mendelssohn en la String Quartet Competition.

El Arcadia Quartet, integrado por cuatro miembros rumanos formados en Viena, ha sido el ganador del primer premio del String Cuartet Competition que organiza la prestigiosa sala de conciertos londinense Wigmore Hall. El jurado, presidido por el director del Wigmore, John Gilhooley, destacó la interpretación del Cuarteto en La menorde Mendelssohn y les entregó su galardón que consta de un premio en metálico de 10.000 libras, un recital en el Wigmore Hall, una grabación para el sello discográfico propio de la sala y una gira por Reino Unido.

El Arcadia Quartet, integrado por Ana Török, Rasvan Dumitru, Traian Boala y Zsolt Torok, nació en 2006 cuando sus músicos todavía eran estudiantes de la Academia Musical de Cluj-Napoca, atendiendo a las clases de  Nicusor Silaghi, miembro del prestigioso Transylvanian Quartet. En búsqueda permanente de la expansión de sus horizontes interpretativos, el cuarteto participó en diversas clases maestras en Rumanía y en el extranjero, que les permitieron tomar contacto con ensembles tan renombrados como el Belcea Quartet, el Ad Libitum Quartet, el Artis Quartet, el Voces Quartet, el Bartók Quartet, y el Alban Berg Quartet.

Siguiendo una sustanciosa colaboración desde el 2008, el Arcadia Quartet se hizo miembro del ECMA (European Chamber Music Academy). En septiembre de 2009 el cuarteto participó en su primer concurso internacional, el Gianni Bergamo en Lugano, Suiza, donde ganaron el Segundo Premio (el Primero quedó desierto), tras lo que ganaron el Primer Premio y un tremendo éxito en el Internationales Kammermusikwettbewerb de Hamburgo. Más tarde obtuvieron los primeros premios Johannes Brahms y Felix Mendelssohn-Bartholdy. Sólo este año 2012, además del premio del Wigmore Hall, han ganado el premio de la Fundación Esterházy de Hungría y el Premio Beethoven.

En el Wigmore Hall, el Cuarteto Meccorre (Polonia) y el Cuarteto Tesla (Estados Unidos) obtuvieron el segundo y tercer premio, respectivamente.

L’‘anomalia’ Sílvia Pérez Cruz, al Liceu


El nou disc, ‘11 de novembre’, d’aire artesanal, parla de coses que són dins.

Ja té disc nou. I el presenta al Liceu. Recorda els seus inicis en la professió als 14 anys, quan “un senyor amb molts diners em va convidar a cantar en una festa”. És Sílvia Pérez Cruz. Una cara i una veu que com a instrument s’ha posat al servei d’una llarguíssima llista de projectes que l’han acostat a una varietat de músiques populars. Però encara no havia gravat cap disc amb composicions pròpies. Malgrat tot, ja és popular, però no famosa. Per això Sílvia Pérez Cruz és una deliciosa anomalia que demà presenta al Liceu el seu primer disc, 11 de novembre, en honor al dia que el seu pare feia anys. Un 11 de no-vembre del 2011 li va dedicar el concert que va oferir al Coliseum, i va recordar que aquell dia s’havia despertat a les 11 h. Un seguit de petites coincidències sentimentals i emotives són al cor d’aquest disc, sobrevolat pel record del seu pare, a qui dedica el disc, “papá, espero que te guste, está lleno de ti”. Al seu pare li agradava Nao sei, una cançó —amb lletra de Maria Mercè Mar-çal— que va cantar al Coliseum, i que forma part del disc que interpretarà demà al Liceu.Folegandros és una peça dedicada a l’illa grega que la cantant recorda que al seu pare també li agradava molt, perquè “com que és una mitja havanera la podia acostar als seus patrons estilístics. Fins i tot quan jo n’escrivia els arranjaments per als cors, ell va posar-hi la veu”, explica. El seu pare també va poder escoltar la cançó que li va dedicar la filla,Pare meu, amb lletra de Maria Cabrera. El disc, però, no és només un homenatge al pare: segons la cantant, O meu amor e gloria “està dedicada a les meves tres glòries, la meva àvia, la meva mare i la meva germana, que són algunes de les veus que sonen a la cançó”. Formada al bressol de la música popular, la que es canta al carrer, a les tasques i a les festes familiars i no ens arriba digitalitzada, ha recreat aquesta música al disc, on conviuen molts estils musicals. El resultat: una artista comprensible naturalment no només a la seva Catalunya natal (Calella de Palafrugell, 1983), sinó arreu de la península ibèrica. Al disc canta en català, castellà, gallec i portuguès amb un marcat accent acústic i una delicada i precisa instrumentació ideats per ella mateixa i Raül Fernández (Refree), amb qui ha compartit la producció d’una obra on Pérez Cruz no només fa prova d’una veu extraordinària, sinó de ser una artista que sap perfectament què necessiten la seva veu i les seves cançons. El disc té, doncs, un aire artesanal, de joguina feta amb temps, sense presses que en desbaratin l’efecte, el tacte i la delicadesa necessàries per parlar de coses que són ben endins. Al Liceu les composicions s’interpretaran amb molts dels músics que han gravat el disc, amb la intenció que, com diu la cantant, “soni tal com està enregistrat, ja que si hem treballats els arranjaments, com a mínim que es puguin sentir en condicions”.

Disponible nuevo PODCAST de “Grandes ciclos”: Szymanowski – 20 Mazurkas op. 50


Ya está disponible el PODCAST del día 11 de abril y su descarga:

Como obra principal escuchamos las 20 Mazurkas op. 50 de Szymanowski, una de las obras de más clara influencia del folclore musical polaco en la última etapa compositiva de nuestro autor. Escuchamos, como preludio, las 4 Mazurkas op. 30 de Chopin, compositor maestro en la escritura de mazurkas para piano. Como conclusión, les ofrecimos la Sonata para violín y piano op. 9 en una grabación histórica con David Oistrakh al violín.

11 de abril: Szymanowski – 20 Mazurkas op. 50 DESCARGA PODCAST

Disponible nuevo PODCAST de “Jazz porque sí”: Dexter Gordon con Tete Montoliu


Ya está disponible el PODCAST del día 11 de abril y su descarga.

Programa monográfico dedicado al saxo tenor americano Dexter Gordon, acompañado al piano por nuestro Tete Montoliu, con grabaciones del año 1964 desde el legendario club Montmartre de Copenhague.

11 de abril: Dexter Gordon con Tete Montoliu DESCARGA PODCAST

Disco del día: Charlie Haden – Hank Jones, ‘Come Sunday’


Porque lo que es hermoso de por sí para qué tocarlo, Charlie Haden(contrabajo) y Hank Jones (piano) se dan el gusto de interpretar los viejos himnos espirituales –Down by the riverside, Going home– y los que no lo son, pero se le parecen –Come Sunday, de Duke Ellington- tal cual fueron concebidos, sin añadirles apenas nada que no venga contenido en el original. Un toque aquí, un solo allá. Les basta y les sobra con ser quienes son: dos de los mejores y más particulares instrumentistas que ha producido el jazz en su historia, más allá de la diferencia de edad entre ambos.

Que si no hay nadie que toque el bajo con la facundia y el gusto exquisito de Charlie Haden, tampoco existe pianista que pueda aproximarse, ni de lejos, a Hank Jones, maestro intemporal del instrumento que, aquí, ofrece la que, quizá, sea su última intervención en disco (falleció apenas 3 meses después de la grabación). La grandeza de ésta música reside, precisamente, en su aparente sencillez. Una belleza.

Género: Jazz

Título: Come Sunday

Sello: EmArcy, Universal

Año: 2012

Puntuación: * * * *

Un pianista que conmueve


 

El rumano Radu Lupu es uno de esos artistas que desprende una gran seriedad en sus interpretaciones, inspirando siempre confianza en sus conciertos o recitales. Fue el verano pasado el elegido por Claudio Abbado en Lucerna para tocar a su lado uno de los conciertos de piano de Brahms, al no llegar a un entendimiento con la anunciada Hélène Grimaud. Obviamente, no defraudó. La personalidad de Radu Lupu se vislumbra desde los pequeños detalles.

No es un pianista que centre sus actuaciones en el virtuosismo. Sus versiones desprenden sosiego y cercanía, como fruto inmediato de la sabiduría que otorga una experiencia acumulada y a la vez asimilada. En los cuatro impromptus de Schubert, con los que comenzó su recital madrileño, creó desde el primer instante una atmósfera de reunión de amigos heredera de las míticas schubertiadas. Sin renunciar al rigor llenó sus interpretaciones de sensibilidad, de una naturalidad envolvente.

Volvió a Schubert en la segunda parte con el mismo espíritu, aunque con una mayor solidez interpretativa si cabe. Entre los dos bloques dedicados a Schubert, Radu Lupu expuso una lectura compacta y sutil del Preludio, coral y fuga, de Cesar Franck, redondeando así una tarde en la que la sensación de interioridad, de profundidad, se impuso sin aparente esfuerzo. En cierto modo fue una reivindicación del estilo de otra generación en la manera de enfrentarse al piano. Sin golpes de efecto, sin exhibicionismos técnicos. La personalidad de Radu Lupu hizo que salieran a flote valores muy consistentes que a veces se pierden en el fragor del mundo del espectáculo

 

Disponible nuevo PODCAST de “Grandes ciclos”: De mitos y Máscaras


Ya está disponible el PODCAST del día 5 de abril y su descarga:

Comenzamos con la versión orquestal que Grzegorz Fitelberg realizó del Nocturno y tarantella op. 28 original para violín y piano. Continuamos con Mitos op. 30 para violín y piano, las 6 Canciones de la princesa de los cuentos de hadas op. 31 y Máscaras para piano op. 34. Concluímos el espacio con un fragmento de Sheherazade de Ravel, uno de los compositores que influyeron de manera notable en Szymanowski.

5 de abril: Szymanowski – De Mitos y Máscaras DESCARGA PODCAST

Disponible nuevo PODCAST de “Jazz porque sí”: Harold Land (1955 y 1956)


Ya está disponible el PODCAST del día 4 de abril y su descarga:

Programa monográfico dedicado al saxo tenor americano Harold Land con grabaciones de los años 1955 y 1956.

4 de abril: Harold Land (1955 y 1956) DESCARGA PODCAST